COMER en FAMILIA, se ha vuelto un recuerdo lejano…

comiendo en familia

“Hoy NO se AGRADECE, los HIJOS creen que la vida les DEBE dar todo…”

Ahora el comedor ha pasado a ser un adorno más de la casa: Bonito pero inservible. Padres afanados, sin tiempo; que parten temprano y llegan tarde, que comen a medias entre llamadas telefónicas y obligaciones laborales… hijos que ni salen de sus cuartos, que tragan con los ojos pegados al televisor, que comen rápido, por calmar el hambre y salir del paso… “cero disfrute”. Entre el chat, la web y el teléfono, ni se dan cuenta de lo que tienen en la boca… Por eso es fácil venderles tanta comida mala; porque ya ni el sabor importa, importa el tiempo para hacer “nada”. El cerebro y los sentidos están ocupados en emociones supuestamente “más potentes y divertidas”.

Esos momentos al rededor de la mesa eran preciosos y eternos, nos construían espiritualmente y nos hacían fuertes. Se servía AMOR… más que carne, papa y arroz, se servía AMOR; y se rendía culto al buen arte del comer. Eran instantes divinos, nos acercaban, nos unían: padres, hijos, abuelos, se convertían en una sola masa.

Cuánto extraño aquellos días, en que comer era religión, el pretexto ideal para el encuentro, para discutir los asuntos del día, para quererse más y entenderse más. Creo que fue en esos momentos de ajiacos, tamales y sancochos en los que realmente conocí a mis padres y a mis hermanas y, siguen siendo, los recuerdos más claros y fuertes que tengo de ellos.

Los desayunos del Domingo, todos juntos, cada uno “peleando” porque le dieran la arepa e huevo más grande, con la yema más o menos blandita… discutiento por que el Milo estaba, o muy caliente o muy frío; llorando para que nos quitaran la nata del café… y al final todos felices, la comida que todo lo arregla, solucionaba tan inocentes batallas: “Barriga llena, corazón contento”. Y qué familia más unida somos hoy. El recuerdo de mis padres y sus premios: bolis, chococonos, raspaos, gelatinas, chocoramos, galletas, mango biche, arroz con leche, hojaldres, Herpos, buñuelos, paletas y bolas de chocolate ¿cuáles son los premios hoy?

Eran tiempos en que silenciosamente, y con nuestro enorme apetito, se agradecía y se aplaudía a las cocineras, fueran madres o abuelas, y se les veneraba por el arte que eran capaces de convertir en masa.

Se oraba, se ofrecían los alimentos, se daban gracias por la fortuna de tener una comida caliente sobre la mesa… Hoy no se agradece, los hijos creen que la vida les debe dar todo y que todo se lo merecen, sin sospechar que mañana, esta misma mesa, podría estar vacía… de sentimientos y comidas!

¿Qué falta para que volvamos a comer en familia?
La culpa no es de ellos, es nuestra. Como padres hemos dejado a nuestros hijos y a sus sentidos a la deriva, a la orden del comercio, olvidando que el paladar y el arte del buen comer se construyen, se transmiten con ejemplo, respeto y dedicación.

Tenemos que volver a la mesa para generar, con nuestro ejemplo, una revolución y un verdadero cambio social… no se necesita más…. Por Tulio Recomienda.


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda”, click aquí http://www.adianteapps.com/vogswe

Un comentario en “COMER en FAMILIA, se ha vuelto un recuerdo lejano…

  1. Exelente tu tema Tulio. No es culpa de los jóvenes……….es culpa de nosotros, los adultos, quienes debemos hacer que la familia sea lo máximo y el mejor lugar para eso es la comida y los momentos para compartirla. Solo cuando se pasan los años nos damos cuenta de cuanto significan nuestros padres, nuestros hermanos y en general los momentos compartidos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s