Asado de Vacío en Cambalache

asado de vacio y champiñon

Había puesto un trozo del vacío en mi boca. Por instinto no lo mordí, sentí que era demasiado delicado y digno para someterlo de esta manera, preferí desprender sus fibras aplastándolas entre lengua y paladar, mojando mis labios en sus mantequillosos jugos. Solo al final lo apreté contra los dientes, un poco nada más, para terminar de exprimir ese brillante júbilo que le fue impregnado a fuego y sal sobre la parrilla. Solo fuego y sal… y brasa que derrite la grasa… La lengua lo sabe, el corazón lo sabe. No hay nada entre esta carne y esta parrilla, en esto radica su belleza y calidad, solo un valiente parrillero que ha domado el fuego y el buen arte de parrillar, alcanzando la gloria. Ningún truco adicional, ningún secreto adicional

Lo miré conmovido ¿cómo logra tal perfección? pregunté con una silenciosa mirada. El potente trozo de carne resultó ser suficiente explicación: no es solo técnica y producto, es magia que aguijonea el corazón. Y me dejé abrazar, someter y vencer… Mi paladar cayó de rodillas. Sabía que un bocado así, tardaría tiempo en llegar de nuevo a mi mesa; así que solo oprimí el vacío con más fuerza, gozando sin apuro y con gran alegría

Cambalache Parrilla Argentina

tel: (034) 266-5265
Carrera 45 no 6-55
Medellín

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s