Comer en Olé Olé es un sueño…

ole ole restaurante español en medellin

Un sueño… comer en Olé Olé es un sueño… no solo por su cocina, que es sin duda una de las mejores que se ha dado en estas tierras… también porque el lugar es mágico: El enorme fogón de piedra, las paredes irregulares, las puertas antiguas, las mesas rusticas y los muchos elementos viejos te transportan a la España clásica, a la de la memoria y la añoranza. Todo allí te llama al placer y la alegría: Aromas a pan recién horneado, a paella, a humo, a pimiento y oliva.

Hoy me han invitado a comerme el restaurante entero. A probarlo todo. Un reto que hasta ahora no me habían propuesto en ningún lugar y que acepté muerto de la dicha… Para jugar un poco, abrí el menú, coloqué mi índice en el centro y solté una carcajada: “todo, por favor”.

Empezó una danza de sabores y colores increíble… una nostálgica sevillana, convertida en olorosos vapores salía del fondo de los platos: taconeos a ajo y olivas; careos a pimiento y azafrán; remates de vino y pacharán! Bendita poesía… El fuego de este lugar es pura inspiración.

Primero llegaron los chipirones, unos calamares pequeños en tinta de sepia, envueltos en una ligera capa de harina y luego fritos en aceite de oliva. Resultó una experiencia única y emocionante, como que no puedes parar, en especial al untarlos en el cremoso alioli. Crocante exterior, firme corazón. Al morderlos recibes sus brillantes jugos a sal, brisa y mar.

A partir de ese momento me dí el banquete de la vida. Jamás olvidaré la dulce ensalada de Quinoa con frutos secos, queso de cabra y arándanos y el carnudo taco de cochinillo. Este último de una suavidad pasmosa. Un grueso trozo de carnes suelticas y piel chicharrona, confitado por horas y luego tostado por sus 6 caras para darle una adorable piel crocante y quebradiza. Perfecta base para las gustosas notas de la salsa: lima, membrillo y guayaba… para volverse loco de la dicha!

Y, para terminar, la pesca del día, la joya de la noche, sin duda alguna. Unos gruesos cubos de Bravo, de jugosas fibras y blancas carnes, apenas tocadas por el fuego: solo plancha, Miso, Sake y aceite de oliva para respetar su pureza! Cada bocadito me entregó el jugo de sus frescos y profundos mares… el aire, el sol y el hermoso sabor del Pacífico.

Bravo! por Olé Olé y su cocina nacida del corazón!


Ya puedes guardar estas recomendaciones en tu teléfono. Descarga la APP “Tulio Recomienda” desde AppStore y GooglePlay! o si prefieres desde este link directo. Tócalo http://www.adianteapps.com/vogswe


Olé Olé

Hay platos desde $20.000 hasta $35.000
Para reservar Clik Aquí
tel: (034) 581-3939
Carrera 37 no 8a – 29
Medellín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s