Esto es ridículo ¿Quién decide lo que tomamos?

Aldo Graziani (7)

Para algunos restaurantes no es importante la calidad del Vino:
“Pareciera que lo único importante es la utilidad”.

Por Tulio Recomienda

¿Cómo es posible que sacrifiquen la experiencia del comensal, por unos pesos? Señores, no todo es dinero. El cliente debe poder elegir libremente; y libremente significa también: A un precio justo.

Alguna vez tuve un sueño: Conseguir y promover en nuestro país una serie de vinos de buen precio y gran carácter, para que Ustedes, mis amigos y lectores de estas líneas, tuvieran la oportunidad de acercarse a este mundo de manera honesta y real; pero no fue posible. Me aburrí antes de empezar, porque durante las primeras indagaciones descubrí algo que venía escuchando como queja recurrente de los importadores: “Aquí la pasión y la calidad poco importan. Lo que pesa es el factor dinero: la utilidad”. Es por eso que casi nunca podemos tomarnos lo que realmente queremos, si no lo que nos toca. Para colmo, pagamos más de la cuenta. Algunos restaurantes tienen el descaro de valorar sus vinos hasta en un 300%. Conclusión: termina uno tomando el más barato, no el que se quiere. Me hago esta pregunta: ¿Quién decide lo que tomamos?, y la respondo de una vez: El Restaurante ¿Cómo es posible que sacrifiquen la experiencia del comensal? Señores, no todo es dinero. El cliente debe poder elegir libremente; Y LIBREMENTE significa también: A un precio justo.

Resulta triste descubrir grandes vinos que mueren, que no llegan a tus manos porque los restauradores los rechazan. Claro, estos no son tan rentables, no les permiten el exagerado margen que pretenden conseguir: El triple de las utilidades que consiguen el productor y el distribuidor juntos. Pretenden ser los reyes de la cadena, desconociendo, de esta manera, el esfuerzo de quienes hemos luchado por crear cultura en nuestro país.

Respeto, aplaudo y demuestro en estas líneas que no hay que abusar para ser exitoso. Ejemplos hay muchos, con cartas robustas y sinceras para sus clientes: Origen, Alambique, Lucio, Casa Molina, La Tienda del Vino y Bupos por nombrar solo algunos. Son admirados, y empeño mi alma en estas palabras, porque no han sacrificado la libertad de sus clientes. Triunfan porque saben que el secreto es “salvaguardar sus ideales” y no han olvidado que su negocio es el de la restauración, el de la comida. Por eso, pasan los años y ahí siguen tan campantes. Reciben lo mismo que ofrecen: Respeto. Sirven buenos vinos a buenos precios y mantienen contentos a sus visitantes.

Sé que muchos se defenderán diciendo: “Esto no es cierto, mis comensales son libres de elegir. Ofrezco buena variedad y precio”; pero en el fondo saben que, un vino básico por el que han pagado no más de 20 mil pesos, costará en su carta no menos de 70 o 90 mil pesos. ¿De cuál libertad hablan? El vino no debe triplicar el valor de la cuenta. Repito, y con respeto: El negocio central del restaurante es su comida; el vino es solo un complemento, un servicio adicional para magnificar la experiencia y no se debe convertir en el eje central de la factura ¿Cuándo van a entenderlo?

NOTA:
Algunos restauradores se quejan por las injusticias del mercado, por la falta de fidelidad del cliente, y la poca cultura gastronómica que poseemos. ¿Cómo vamos a ser cultos? Ellos mismos patrocinan nuestro desconocimiento. Lo que sucede con el vino, es un ejemplo de esto. ¿Quieres aprender sobre vinos y gastronomía de manera gratuita?

¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda”, click aquí http://www.adianteapps.com/vogswe

3 comentarios en “Esto es ridículo ¿Quién decide lo que tomamos?

  1. 300% es el margen que se maneja en la mayoria de paises en el mundo.
    Sin embargo la mejor manera de fomentar la cultura de vino en Colombia es mediante la introduccion de productos de calidad a mejor precio en el mercado (Por lo menos mientras la industria esta en su infancia).
    La unica forma de combatir este fenomeno es mediante la educacion del consumidor. Si el comensal no sabe absolutamente nada de la etiqueta, productor, apelacion/denominacion o del estilo de vino, es muy dificil que pueda establecer una relacion precio-calidad realista.

    Me gusta

  2. No hay ni un solo restaurante en Medellin que se contente con solo doblar el precio del vino,todos absolutamente todos triplican y mas el valor de su costo.
    No han comprendido que si bajan el precio del vino pueden vender mas vino y comida que es al final el objeto de su negocio.

    Me gusta

  3. Gracias Tulio por quere siempre lo mejor para tus seguidores. Tienes la razón, pero como al afán por el dinero de algunos restaurantes se le suma nuestro desconocimiento en vinos siempre pagamos mas por algo que a lo mejor no vale lo que pagamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s