El STEAK TARTARE de La Cantine!

steak tartare en la cantine

“Le unté los LABIOS para obligarla a abrir la BOCA…”

La historia tras uno de los platos más increíbles que he probado en la vida:
El STEAK TARTARE de La Cantine!

-Cierra los ojos-, le susurré mientras levantaba una parte del húmedo y cremoso Tartare! Quedé hipnotizado, su blancura contrastaba con los crudos cubitos de carne recién cortada… su silencio, su brillo, su juventud. Le unté los labios para obligarla a abrir la boca… la conozco hace años, sé que es la entrada a su corazón.

Ella seguía con los ojos cerrados y la respiración agitada, el éxtasis de no saber lo que haría con sus sentidos la ponía a mil… el juego, la sorpresa, la emoción.
-¿Y si no me gusta?-, preguntó curiosa.
-Te gustará-, respondí sin dejarla pensar ni repetir!

Ignoraba su reacción, aún así me arriesgué y la toqué con la carnosa pasta, la ungí con su frescura, con su agudo olor alcaparrado, con sus picos a perejil, yema, ají, chalotas y pepinillos.

-¿qué es?-, exhaló complacida;
-dímelo tú-, le dije emocionado al ver la cara de placer que iba poniendo al apretar el Steak Tartare entre lengua y paladar y continué: -Deja que se derrita… que los jugos de la carne, la mostaza, las especias provenzales y sus gotas de aceite, melaza y vino se diluyan en tu boca antes de morder… deja que penetren la piel, que atraviesen el músculo y calen los huesos hasta llegar victoriosas a tu corazón. Que se hagan sangre, vida e ilusión! Deja que se conviertan en este sabor, en este goce, en este placer que jamás olvidarás… porque este plato jamás lo olvidarás-.

Pareció sonrojarse, no lo sé! Siempre dice que exagero con las palabras, que interpreto la vida en poesía y eso le resulta gracioso (a veces hasta un poco erótico). Pero hoy, parecía comprender mis versos con sinceridad… estaba tan seria, tan entregada, tan convencida, que seguía mis palabras y suspiros como si su vida dependiera de ello… Había captado el espíritu del plato y estaba fascinada con ese montón de sabores, dejos y húmedas texturas que había puesto, con mi dedo, entre sus labios.

Respiró profundo, tragó la carne y abrió sus profundos ojos. Me miró con gula y emoción!
-¿carne cruda?-, preguntó incrédula al ver el pequeño montículo rosado frente a ella! -de saberlo no me habría arriesgado; pero te doy la razón, ha sido uno de los mejores bocados que he dado en la vida. Gracias por impulsarme a probar-, y me besó con los dedos antes de terminar con los olorosos y ensalzados cubitos de carne fresca! Sus ojos brincaban de amor… los míos también!

Al verla comer tan interesada, tan cautivada, tan absorta, ratifiqué la promesa de amor eterno que hicimos 20 años atrás: “comernos la vida juntos, hasta que la mesa se vacíe o hasta que la vida se termine! Lo primero que suceda… pero juntos”. Promesa de comelones que sellamos con intensidad en este plato: El Steak Tartare de La Cantine en Medellín!

Cuando lo pruebes, repetirás cada palabra en tu cabeza y en tu corazón… y jamás lo olvidarás!


 

¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda”, click aquí http://www.adianteapps.com/vogswe


 

La Cantine Bistrot Francais

Para llamar Click Aquí / tel: (034) 268-6492
Carrera 33 no 7-11
Medellín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s