Los MEJORES Restaurantes de Colombia 2017 -según @tuliorecomienda-

Te invito a un recorrido por los restaurantes más sabrosos, más interesantes y diferentes de cuantos he probado en el país… todos los días iré publicando nuevas entradas para que puedas conocerlas y disfrutarlas… habrá de todo: desde hamburguesas hasta los más elevados platos de autor… 20 restaurantes que te harán llorar de la dicha… imperdibles… LISTADO INDISPENSABLE para todo buen comelón (Los he elegido bajo 3 conceptos: 1. buena comida, 2. buen ambiente -no necesariamente tiene que ser elegante-, y 3. consistencia (que siempre me va bien en ellos).


OCI.mde -Medellín-

oci med ocio

El restaurante es encantador… apenas pasas la puerta te sumerges en un ambiente romántico y sofisticado como ninguno; de profunda reflexión y poesía. Cada espacio está diseñado para eso, para ser pensado y sentido: los íntimos rincones, las paredes de ladrillos abiertos y maderas rústicas; rejas, espejos, dibujos, tenues luces… el calorcito de las velas enfrascadas que va rompiendo las sombras, de a poco, descubriendo tras cada nueva mirada, un divertido amasijo de texturas y artilugios: un aparejo aquí, un vidrio allá, un panal de piedra al final. Por eso, además de su creativa comida, sentarse en este restaurante siempre será una sabrosa aventura… y la aventura comenzó así:

A la mesa me llegaron con un revolú de brillosos y carnudos chicharrones en ensalada, crocantes, divinos, ensurrullados entre hojitas de berros, cebollitas y zanahorias encurtidas con pellizcos de ají, hierbabuena y unos cortes de toronja que estallaban en jugos tras cada mordisco. Ni se imaginan la fiesta… y la vinagreta de ponzu, acidita, frutosa, perfecta para cortar la crema del chicharrón, su hierro, su sal y su hermoso dulzor.

Y cuando apenas estaba asimilando la sorpresa, me dejaron un trío de costillotas de res perfectamente terminadas, servidas sobre de un caldo de su misma reducción carnuda… para ir mojándolas tras cada mordisco (y para mojar el arroz), ají, caramelo y limón… pa’ poner a llorar a cualquier costillologo: robustas, enormes suelticas y jugosas como ninguna.

Que sí, que sí… que la cocina de OCI es respuesta al inquieto paladar humano, es reto y provocación!

Lo dije antes, lo repito ahora: me levanto de esta mesa, pero aquí, en el aire sepia y fragante de este lugar… bajo sus sillas, sobre las mesas; enredado en los calados del patio y en las luces de la entrada, dejo parte de mi alma y mi corazón… Mi eterno agradecimiento a Laura Londoño, genial capitana de este restaurante; para mi, la maestra del fuego eterno y del furioso fogón!

OCI.Mde Restaurante

tel: (034) 448-8203
Carrera 33 No.7-21
Medellín


El Propio -Bucaramanga-

el propio bucaramanga

Comer así resultó una delicia. Me acordé de mis padres y las largas comilonas que nos pegábamos sentados en algún potrero en las afueras de la ciudad: los cestos llenos de pedacitos de cerdo, morcillas, arepas, plátanos, costillas, papas y un ají que preparaban a punta de guacamole! Luego elevábamos cometas o subíamos alguna montaña para explorar!

El entorno había cambiado, 40 años después ya no había manga ni potrero, ni montaña para remontar. Ahora me abrazaba un hermoso entable, sus amarillas luces, el recuerdo y el cálido soplo de la nocturna bumanguésa!

Al centro de la mesa habían dejado un enorme latón ceñido en carnosos y apretados bocaditos: chicharrones, morcillas, chorizos, un tazón con pulled pork, otro con coleslaw, una cestica con criollas, unos cortes de bondiola, de costrón salado y delicioso, y un cuarteto de carnudas costillitas embebidas en una picosa y dulce barbecue! Esas costillas, sin duda, una de las joyas de la noche!

La sorpresa fue total. ¿Un restaurante donde han elevado la humillada fritanga de domingo, la del borrachito del centro, la del tejo, la del bazar y la carretera para convertirla en alma y plato central de un sofisticado restaurante?. Así y más! En sus poderosos platos presentan el cerdo como nunca lo hemos comido antes. Algo de aquí, algo de allá… Le rinden culto y devoción. Al rededor de sus carnes y agringadas técnicas, han logrado un enorme y gustoso concepto!

¿Y los postres? Jamás los olvidaré, en especial “el pantera rosa”: un par de paleticas de leche con kola hipinto y lecherita. Golpazo a mi niñez! Luego unas “empanalgas” con queso y bocadillo y, al final, un helado artesanal con garrapiñado de caramelo y ¿tocineta? Creo que nunca había comido tantos postres en una sola sentada. Así de locos están los locos geniales de este comedero!

El Propio

tel: (037) 690-9526
Calle 54 no 36-07
Bucaramanga


Puerto de Palos -Barranquilla-

puerto de palos barranquilla

Llegué a una casona neoclásica de la Barranquilla de ayer. Sus ventanas y puertas me miraban inquietas, vigilaban mis pasos mientras atravesaba sus entrañas. Arriba un blasón y a su lado un aviso anunciando mi llegada a Puerto de Palos… sin duda el restaurante más increíble que he conocido en estas tierras!

De la carta, me decanté por 4 de los 7 platos y una entrada, quería entender la curiosidad, los sueños y la aventura que propone Karen Tovar a través de su sentida cocina.

Lo primero que llegó fue un salmón servido con cristales de manzana sobre un cremoso risotto de champiñones del sur (Embrujo Andino). Después, un arroz meloso de mariscos con una gordita cola de langosta y granos de edamame, vaciado en una apaellada y fragante salsa (Aventura Marinera). A su lado, otro plato, medalloncitos de fresco atún en jalea de sauco. De acompañante, una curiosa bola de arroz envuelta en espinaca, como un tamal con ciertos toques orientales… sorprendente, delicioso, único! (Atún Exótico). Antes del final se dejaron venir con unas avellanadas y sueltas costillas de cerdo. Al borde, una pera embebida en jugos y toques de queso azul (Costillas Mediterráneo Azul). Resultó la locura!

Y por último, el plato de la adoración y la sorpresa, el frío y el calor de sus Islas Misteriosas: 5 firmes langostinos envueltos en panko, puestos sobre una brillante y fresca salsa de cítricos, ácida, ligera, muy equilibrada. Me hizo saltar chispas de la emoción.

Cada bocadito en este restaurante me elevó, me tocó, me transformó. Miré a su cocinera conmovido, con mi corazón en la mano, agradecido ante semejante impresión: la vida hecha fuego, masa y comida.

Este restaurante resultó ser, para mi, el más grandioso de estas tierras y uno de los más mejores del país. Digno de pagar pasaje hasta la Arenosa, solo para perderse en sus fragantes y gustosas aguas.

Aclaración: este restaurante va cambiando su menú. Así que es posible que algunos de estos platos ya no estén disponibles. Pero, a ojo cerrado, puedes pedir lo que quieras y estoy seguro, vas a ver el cielo!

Puerto de Palos​

tel: (035) 385-8229
Carrera 55 no 74-95
Barranquilla


Ouzo – Santa Marta-

ouzo santa marta

Ouzo es un exitoso restaurante Griego, ubicado en la cara frontal del parque de los novios en la nueva Santa Marta. El enorme ébano que custodia la entrada, te da una frondosa bienvenida!

En el interior, la típica casa de campo griega, de paredes y elementos redondos, rugosos e irregulares, sin marcos, pisos de piedra, techos de madera, altas columnas dóricas y un enorme horno de leña en el que terminan la mayoría de los platos!

-Octapodi-, anunció la niña que nos atendía, mientras dejaba unos tentáculos de pulpo asado, gorditos y brillantes, de marcadas ventosas y acaramelada piel. En sus bajos, frescos cortes de lechuga, humedecidas en aceite de oliva, queso feta, aceitunas y tomates Cherry… un bocadito gustoso como ninguno.

-¿Qué es lo que le hacen al pulpo aquí?-, preguntó Aleja emocionada con la firmeza y hermoso sabor del octópodo que se resistía suavemente al mordisco, antes de ceder para liberar sus mantequilludos y sabrosos líquidos!

-Una Paella Griega, por favor-, pedí aceptando la recomendación que me habían hecho, para encontrarme con uno de los mejores platos que he probado hasta hoy! Sobre un cuenco de “terra cotta”, una montañita de Orzo puntiagudo, sueltico, húmedo, como nuevo océano para los apretados langostinos, camarones y calamares que llegaron hundidos en él, bañados en su néctar de hierro, mar y sal… su aceitosa dulzura… Cerré los ojos y exprimí contra el paladar para captarlo todo: las especias, la fluidez del olivo, la grasita del chorizo, los tomates asados y pulposos, las hojas de albahaca, su carnosidad, su delicado olor, su frescor… el cebollín, el cremoso feta, la pasta y el elástico gratinado con que fue sellado en el horno de piedra antes de llegar a mi mesa y a mi corazón!

Ahora sí, lo aseguro: valió la pena la procesión; cada llamada, cada petición, toda la espera y la ansiedad! La repetiría sin arrepentimiento, porque la experiencia vivida y comida allí, resultó evidencia y realidad de su alicorado nombre: dulce, potente, embriagador! Ouzo se convierte, para mí, en motivo suficiente para regresar muchas veces a la Perla del Caribe… a sus encendidos atardeceres y a sus calmas aguas!

Ouzo Restaurante

tel: (035) 423-0658
Carrera 3 no 19-29
Parque de los Novios
Santa Marta


Mañana un nuevo RESTAURENTE ¿Cuál será?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s