¿Dónde está el verdadero Master CHICHARRÓN? Medellín, Bogotá, Pereira, Cali o Montería

¿Será que TULIO Recomienda ya se está preparando su MASTER CHICHARRÓN?… AY OMBE, que NO! Solo les quería mostrar algunos de esos “recarnudos y recrocantes” chicharrones que se encuentra uno por todos los rincones de este país… pero OJO… presento chicharrones NO tan COMUNES, chicharrones de MAESTROS CHICHARRONEROS (o Master Chicharron´s), cuyos secretos, invenciones y esmeradas técnicas han elevado lo típico, otorgando nueva luminosidad a tan ancestral preparación. Chicharrones que se convierten en sabrosas obras de arte y hacen volar los sentidos de los comensales ávidos de nuevas experiencias… como yo! Welcome to “Masters of Chacharrrrrons” (léase como gringo arrebatao – lo digo con cariño).


CHUZARRÓN – Medellín

portada kamaos tulio

Pocas veces he visto algo tan increíble: innovación respetando la tradición… se llama el CHUZARRÓN, una enorme y gordita tira de carne pulpita, cremosa grasita y piel crocantica!

Agarran una enorme pieza de tocino barriguero y la someten a 6 horas de paciente fuego. Con las horas la grasa se va soltando y va humedeciendo las blancas y apretadas carnes del marranito… la garrita se va secando, toteándose hasta lograr un encostrado dorado, regustoso y recrocante. Una sabrosa genialidad.

Luego lo cortan en gruesas fajas y lo atraviesan con palos de chuzos… ¿el resultado? un mordisco único, jugoso… ¿cómo que has muerto y has llegado a las cocinas del cielo? Algo así, algo así! Lo probé y ya jamás lo olvidaré.

Kamaos

tel: (034) 373-3934
Calle 64a no 46-108
Parque de Simón Bolívar
Itaguí – Antioquia


HAMBURGUESA DE CHICHARRÓN – Bogotá

gula bogota

Nada que me emocione más que un buen chicharrón, creo que eso ha sido notorio en toda mi carrera de glotón: a donde haya una de estos gustosos cubos avellanados y refritaos, llegaré yo, así como llegue al 7 de Agosto, el emblemático barrio de los repuesteros en la capital para encontrarme de frente y descaradamente con mi pecado capital (mea culpa): la “GULA…”

Todo llegó al mismo tiempo, así que no sabía por dónde empezar… ataque de a poquitos: un mordisquito por aquí, un mordisquito por allá, saltando de las carnosas y sueltas costillas en su barbecue de café y Jack Daniels (una cosa loca), a la jugosa y curiosa pork BURGER en pan brioche y su tapa de chicharrón con cebollitas caramelizadas en vino tinto, y vegetales, y queso y una miel mostaza con unas gotas de naranja que te hace morder, remorder y que no te permite soltar hasta acabar (vieron, otra vez dominando por la gula): deliciosa combinación!!!

Y luego seguí por toda la mesa probando y repitiendo: que sí el puré de yuca y sus plumas asevichadas, que sí el arroz, que sí las criollitas y las miniburgers de chorizo con pesto, hasta dar a trompicones con el platico central por el que había venido: un revolú de sequitos y crocantes chicharrones carnudos, el santo grial de mi diaria búsqueda: sendos cubos “fritaos” y reventaos en su propia grasita con las garras acarameladas y toteaditas, y un cubo de carne bajo las “quebrosas” tapitas! No se imaginan la dicha, la claridad, la gula… no se imaginan el placer de cada mordisco y su alegre terminación!

GULA

Calle 65 no 22-32
Bogotá


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


CHICHARRÓN con LIPOSUCCIÓN – Medellín

Chicharron liposuccion casa molina

Muchas veces y en muchas entrevistas me han preguntado: ¿cuál sería mi última cena? ¿el plato que me enloquece?, ¿el que pediría antes de morir?. La respuesta es inmediata, ni tengo que pensarla, -creo que ustedes ya la conocen-: “el CHICHARRÓN con LIPOSUCCIÓN del maestro Molina y su Casa Molina…”

No hay nada igual: un pulpito trozo de tocino barriguero al que el chef Molina, cual experto cirujano, le ha retirado el exceso de grasa para lograr el corte más gustoso y más equilibrado. Luego, lo ha dejado hincharse, inundarse en ajo triturado, en vinagre, tomillo y sal. Cuando luce húmedo y brillante, lo lleva a fuego lento en un especiado caldo de verduras. ¿Se imaginan el goce y la locura?. Sí… por eso su enorme y profundo sabor. Podría comerlo todos los días de mi vida y nunca claudicar.

Al final, lo termina en la sartén, lo va confitando en su propia grasita hasta lograr una piel recrocante y avellanita: el CHICHARRÓN más jugoso, sí, el más carnudo y delicioso.

Quebré su acaramelada y crocante piel y, tras el hermoso estallido, empecé a atravesar la gloria de sus blancas y jugosas fibras… los caldos de la carne empezaron a soltarse, embebiéndolo todo, cubriéndolo todo: mis labios, mi lengua, mi garganta y mi corazón. Por un lado el crujir de la piel, por el otro, la grasita derritiéndose como confite. Dos experiencias, una sola agitación. Sus gotas a mantequilla, a colágeno, a avellanas y miel, el suspiro, el gemido, la emoción eterna de un bocado tan único, tan sabroso y tan inolvidable! Cruzaría el país entero para venir por él…

Casa Molina

tel: (312) 257-8523
Indiana Mall, Alto de las Palmas
Medellín


COSTILLA de CHICHARRÓN – Pereira

ambar pereira

¿La mejor costilla del mundo?… No sé si fue Costilla o si fue Chicharrón… Es cierto, no conozco todas las costillas del mundo para despacharme con semejante adjetivo; pero sin duda, si así fuera, si las conociera todas, no habría manera de restarle brillo a la “Costilla Imposible” (así la bauticé), de un precioso restaurante llamado AMBAR.

A la mesa me llegaron 3 avellanados y recarnudos cubos de un gordito chicharrón “entreverao”, desde el cuerito hasta el huesito (y coloraos los benditos), casi que morbosos, casi que picosos, casi que melosos… “y aguas que se me arrugó el corazón chiquitico” (eran costillas, lo sé; pero miren la foto y entenderán). Quedé de una pieza: -perdón señor, yo le pedí costillas-… me señaló el plato sobre la mesa confirmando que no se había equivocado.

Hundí el cuchillo atravesando de un solo tajo la toteada garrita (que crujió bajo la hoja), la jugosa carne y la cremosa grasita ¿tres emociones tan distintas en una sola probada? la sal, la dulce mantequilla, la especia y el hierro y un ácidito que fue apretándome de a poquitos el probadero.

Mi cara, mis ojos, el suspiro que se reveló tras el primer mordisco hizo que todos en la mesa me “despiezaran” con la mirada! Todos querían hincarle el diente a mi marrano (quietos que esto es mío!!! -léase como Gollum y “mi precioso”-): todos querían probarlo, todos querían suspirárselo también… y así fue: uno a uno fueron derritiendo la domada grasa y fueron requebrando sus crocantes coronitas (y la carnita con sus muchas horas de salmuera)… en la nariz, el recuerdo del horno y su larga espera; el vacío, el aire, el abrillantado maracuyá pegado como jalea y aquel paneloso gusto que me mantuvo en Jaque Mate hasta que la pieza obtuvo su más sabroso final…

Ambar By Diego Panesso

Calle 14 no 18-18
Pereira


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


CULTO AL CHICHARRÓN – Bogotá

jabali bogota

Me lo encontré también en Bogotá, un lugarcito “de lujo”, proyectado con tal gracia que es un gusto analizarlo mientras esperas la comida: tubos y luces que recorren las paredes de colorados cerdos, sus denominaciones, sus razas y familias: que si Babirusa, que si Facocero, que si Poland China… y sendas reflexiones que me permitieron entender el respeto que tienen por aquello que cocinan y sirven: “del cerdo me gustan hasta los andares…”

Pedí el Codillo a la Cerveza, una enorme bola de jugosas carnes protegidas por una cáscara dorada y chicharronuda con cierto aroma a romero. Tras el mordisco, el hermoso crepitar de la piel, la quiebra en mil pedazos, el jugo de sus blancas carnes, el delicado dulzón de su grasita redomada… después llegó el seviche de oreja, los wontón de morcilla y la mítica hamburguesa que tantas veces le ha robado el gusto y la razón a los hamburguesólogos del BURGER Master… y claro, qué no falte el chicharrón carnudo, apretaito y recrocante que es una perdición… ay qué sí, del cerdo me gusta todo todito todo!!!

Jabalí

tel: (031) 927-9218
Calle 93b no 13-61
Bogotá


CHICHARRÓN DE CALLE – Cali

el escudo del quijote cali

Me senté en la barra del bar, pedí una cerveza y me di una fiesta de “entrées” espectacular: primero unos amasijos de plátano verde rellenos con chicharrón y ají con yogurt de finca andina… enseguida un montadito con queso y cerdo y tiras de carne ahumadas en carbón de café y guamo… y, como si no bastara y, como si fuera poco, un pulpo a la parrilla con papas nativas y hogao vallecaucano y unos tortellinis de trucha ahumada. Delicado todo, delicioso todo, con mucha personalidad todo!

Y, cuando estaba “boquiando”, casi a punto de reventar (de la llenura y de la dicha), me deslizó un chicharrón de calle colorao, carnudo y rejugoso… oh, sí, así como algunas tienen “otro estómago pal postre”, yo tengo otro estómago “pal chicharrón…”, ¿por qué no? Siempre hay campo para él.

… y ahí fue la gloria: los carnudos cubos brillaban confitados en su cabecita, se derretían crocantes, jugosos, húmedos en su camita papal… al fondo de cada mordisco, el sabor mantequilludo de su grasita desleída, su tibio dulzor… el hierro, el gusto de su carne apretaita… aquí sí fue que quedé loco, loquito, loqueto como su cocinera… “qué hijiepucha cociera”… y luego, prendí la carnita pulpita y la unté con el puré de criollitas y cuajada en humo de bijao… ¿leyeron eso? Apenas salí y ya me volví a antojar!

El Escudo Del Quijote

tel: (310) 458-1707‬
Calle 4 oeste no 3-46
Cali


¿Quieres recibir las MEJORES recomendaciones? Descarga AHORA la APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


EL MONTERIANO – Montería

istmo itsmo aeropuerto los garzones monteria

Les quería mostrar uno de esos tesoritos (o tesorotes), que se encuentra uno por los rincones de este país: un ENORME y acaramelado DINOSAURIO de purito chicharrón (de qué otra manera podría describirlo yo), que sirven en un kiosco contiguo al aeropuerto LOS GARZONES en la ciudad de Montería… hay que meterle el diente desde la costilla hasta la garrita… (que parece “fritao” en Macondo, o al menos eso me dice el señor).

… y te lo sirven con bollo y suero atoyabuey… y no se imaginan la crocante delicia, la carnuda delicia, la sequita delicia: OMBE “ques” tan grande y tan firme que hay que retacalo con una helada polita… “nojoda compadre, que esto sí me sienta en el corazón”.

Restaurante Istmo

Aeropuerto Los Garzones
tel: (320) 512-7488
Montería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s