¿Perro de Langosta en Bogotá?

Processed with MOLDIV

Entré por inercia, el nombre me llamó la atención. Ni siquiera sabía que era famoso, ni que se especializaba en arroces. Nada. Venía bajando por la 81, caminando, como me encanta caminar por las calles de Bogotá. Recordando los años que viví allí. Por estas aceras rodaron muchos de mis sueños. Hacía frío y el frío tenía rajas en algunas esquinas… por ahí entraban unos deliciosos chorros de tibio solecito.

“Un café, quiero un café”, y lancé los ojos por encima de mi cabeza para encontrarme de frente un cartel: BRAVO! y, sin pensarlo mucho, en Bravo me fui a sentar.

El café tuvo que esperar. Al mirar la carta, como buen comelón, mis ojos se chuparon hacia el final del menú: “Lobster Roll”. Ustedes ya saben, este es un plato que persigo por todas partes!

A la mesa llegó un dorado y elástico pancito, oloroso, brillante, abollado por una marisma de firmes y gorditos trozos de langosta. Venían arropados bajo una oleosa mayo, embrollada con algún tipo de lima… con cebolla, cilantro y perejil. Al lado, un pequeño balde repleto de rústicas y delgadas papas de color caramelo! No dejé ni para los muertos.

Sigue leyendo

Top 6: ¿Las MEJORES Carnes del País?

En nuestro país se ha creído que cualquiera que tira trozos de carne sobre una parrilla “ya es un asador”. No es así. Este milenario arte demanda, además del más fino conocimiento, una gran devoción. Es la razón por la que muchos expertos suelen afirmar que “el asador nace, no se hace”. Lejos de polemizar sobre la veracidad de esta afirmación, quiero compartir la percepción que he adquirido tras años de ver a muchos de estos héroes batallar contra el fuego: si bien es cierto que un corte debe la gloria a su terneza, la debe con igual intensidad a la mano del asador. Parrillero y carne deben convertirse en uno solo, deben saber descifrarse y arder al unísono. Cada uno adquiere su fuerza del otro para enfrentarse al fuego sin vacilar. Es la relación mágica que muchos ni creen ni entienden, pero que da sentido a lo cocinado, y es también la razón del éxito de los lugares que se alzan sobre otros, muy a pesar de utilizar equipos y proveedores similares… Aquí están los 6 reyes de la parrilla en nuestro país!


Asado de Tira en Cali

de pura casta cali

Unos minutos más tarde llegó con una tabla conquistada, casi en su totalidad, por los robustos brillos de un Asado de Tira de Certified Angus Beef ® brand: rayado en rombos, lubricado tras cada giro, enjaleado en humo, grasa y carbón… oscuro caramelo por fuera, húmedo caramelo por dentro… Fui rebanando con excitación, perplejo ante tal pericia parrillera. Tras cada tronche liberaba una continua corriente de jugos, brillos y aromas preciosos… “Esto sí que es algo diferente”, suspiré perdido en el mordisco, y luego entendí por qué: el hombre revisa cada corte, lo acaricia, lo pesa, sigue sus vetas y hermosea sus puntas para asegurarse que, cuando lo pruebes, jamás lo olvidarás! “De Pu..Madre”, tendría que decir!

Pura Casta

tel: (032) 315-5079
Calle 16a no 123-00
Pance


ENTRAÑA en Medellín

Malevo

Así como se ve este corte de carne, así de provocativo y sabroso es: voluptuoso, divino; quizás la mejor “entraña” de Certified Angus Beef ® brand que he probado hasta hoy: suave, muy suave, con ese profundo y claro sabor a mantequilla, a hierro, a humo… brillante, jugosa, húmeda como ninguna… y conste que probé solo un poco, porque mi esposa, por primera vez en la vida, me quitó el plato, lo probó, lo mordió, lo sorbió, lo gozó, lo flipó, lo acabó y concluyó, mi largo y esponjoso corte, con una sonrisa estampada de placer… eso que nunca le ha gustado mucho la carne… ella iba a pedir el salmón. Así que supondrás cómo habrá sido el impacto que causó en ella: “Adiós al pez, que llegó la res”. Su cara de sorpresa no se me va a olvidar jamás!!!

Restaurante Malevo

tel: (034) 580-2150
Calle 11a no 43e-32
Medellín

Sigue leyendo

¿El TOUR del perfecto Hamburguesólogo? 6 HAMBURGUESAS espectaculares en Colombia

Es una obsesión, una enfermedad, una obstinación que me supera… el deseo me araña incluso mientras duermo: SÍ, sueño con hamburguesas y por ellas, he hecho largos viajes, locuras y ridículas filas… ¿La más reciente que perseguí? La de Gordon Ramsay, el chef de Hells Kitchen, me llevó hasta Las Vegas… absurdo todo: el afán, el viaje, las filas, el precio y la ABSURDA delicia final… me metí 5.200 km de aire entre Antioquia y Nevada, solo para hincarle el diente al tan famoso empanado… y por Dios que valió la pena! Ya ven ustedes… soy un “burgerdicto” (mi nueva palabra), un hamburguesologo de verdad! Hoy les presento: 6 hamburguesas en Colombia por las que vale la pena cruzar el país y repetir!


La Jabalí Burger en Medellín

jabali hamburguesa 2

¿La Jabalí Burger?, una de las MEJORES hamburguesas de Colombia, sin duda alguna. Su robusta carne es un sabroso blend de cerdo: Pierna y Tocino, 80-20… bien sellada, fragante y jugosita, servida al centro de 2 pancitos rústicos, preparados con grasa ahumada de cerdo… eso le da un saborcito nuevo, diferente, muy especial. Pero las sorpresas apenas empiezan allí. Tras el mordisco tus sentidos son retados, un sube y baja de sabores y emociones increíbles ¿que una hamburguesa produzca tantos sentimientos? Así es! Vas del equilibrio a la locura, del saloncito a la dulzura. Muerdes, para recibir los jugos de la albóndiga, el quemoncito de la mayonesa, su maíz rostizado, la mermelada de tocineta dulce, el queso, desleído, cremoso… sí, esta es una hamburguesa única, grandiosa, con mucho carácter y gran brillo!

Jabalí Culto al Cerdo

Valor: $28.000
tel: (034) 366-7881
CC Viva Palmas | Mercados del Río
Medellín


La Apache 65 en Bogotá

hamburguesa apache bogota

Aquí va otra sensacional: en el 10o piso del Click Clack Hotel, te sirven la Apache 65, 170g de un purito blend de res, tostado a punto sobre la parrilla hasta lograr una coraza avellanada y crocante. Tras el mordisco, el empapado interior de la carne llora sobre el pan, el pan aguanta, su dulzor se expande, exprime la hamburguesa, la estruja, se adelgaza pero la soporta… resiste… elástico, firme y delicioso hasta el final. Lo muerdes todo, lo mezclas todo, sin sacrificar un pedacito, nada se te escapa, nada se te sale. Vas de arriba abajo: el suave brioche, la carne molida y apretada en casa, el cremoso holandés, la tocineta, el tomate, la cebolla y los crujientes cogollos te hacen suspirar, una y otra vez! Debo aceptarlo, comí y comí y fui feliz… ni siquiera respiré!!!

Apache Burger Bar

Valor: $22.000
tel: (031) 635-1916
Carrera 11 no 93-77 / 10o piso hotel Click Clack
Bogotá


Si quieres conocer “Las MEJORES Hamburguesas” en tu ciudad, descarga ahora mi APP “Tulio Recomienda” desde http://www.adianteapps.com/vogswe


La Doble “R” Azul en Cali

la sanducheria del escudo burger cali

La doble “R” Azul de La Sanduchería del Escudo es una hamburguesa fuera de serie, alta, robusta, jugosa en exceso y con pensados toques de autor que te seducen, te emboban, te arrastran entre la cordura y la locura… La apreté… desinflé el suave pan, la moldee para alcanzarla en su pequeña totalidad, para rendirla de un solo mordisco… la carne crujió, las boronas se fueron abriendo, soltando todo ese aire acaramelado que la plancha y la mantequilla le habían imprimado. Me aferré a ella como si me fuera a caer, la estrujé con más fuerza, la hice llorar hasta sentir sus oleosas lágrimas rodándose por mis dedos… fui de arriba abajo, recibiéndolo todo, descubriéndolo todo, gozándolo todo: el ligero dulzón del pan, la justa acidez del queso azul, la crema de la ensalada, el acentuado picor del rábano, el húmedo hierro de la carne, su tensión, su sabor a humo y sal… al final, el cisma, la sorpresa, la ruptura del “agolosinado” nectar de las cebollas me fue abatiendo… hermoso trance, tierno mordisco… hay tanto ahí, tanto y tan bien puesto, sin excesos ni egoísmos, con tanta genialidad, que un viajecito a la sucursal del cielo, solo para hincarle el diente a esta joyita del arte hamburguesero, estaría más que justificado!

La Sanduchería del Escudo

Valor: $18.000
tel: (032) 893-2917
Calle 4 Oeste no 3-46
Cali

Sigue leyendo

Perrito con pedigree y 6 restaurantes súper económicos en BOGOTÁ

El Cebollero: ¿Eso con qué se come?

el cebollero

Por $12.500 pesos recibes un plato diferente y muy sabroso. Sirven salchichas hechas en casa, las más deliciosas; tensas, especiadas, robustas… las hay de res, cerdo, pollo y hasta vegetarianas a base de lentejas y papas… Entre sus carnes, toques exóticos a jengibre, panela, soya, cerveza, tamarindo, chile y mostaza. Gruesos embutidos metidos dentro de panes rústicos, capaces de hacer llorar la salchicha sin inmutarse… rollitos de masa elásticos, suaves, resistentes hasta la última gota y mordisco. Luego las salsas y picadillos: guacamoles, hogaos, uchuvas y más chiles… ¿Y de guarnición? Palitos fritos de Arracacha, Arepas de maíz Peto o papas de la Sabana… y un poco de ensalada! Todo puesto sobre unas piedras negras que te entregan con 6 frascos de encurtidos: Chipotle, cebollas, pimentones, chimichurri, mostaza y rábanos en salmuera ¿Qué pedí?  Un Villa de Leyva. Un perro de alto pedigree! Pollo y tocineta en salsa de puerros… más todo lo que antes describí! Qué gusto el que me di! Magistral! Me sacó aplausos. Se opone al diente lo necesario hasta hacerte rabiar de placer… y entonces, suelta sus olorosos, mantequilludos y gustosos jugos, se va desarmando en trozos de verdad! Lo intenté con la mano, pero tuve que desistir y terminar mi perro con cubiertos. Es tan jugoso, tan grande, que resulta reto comerlo con las manos…

Valor $13.200
tel: (031) 804-3767

Calle 58 no 3a-17


¿La gloriosa hamburguesa de Home Burger?

home burger

Sigue leyendo

5 Restaurantes FUERA de SERIE en Bogotá… Exóticos, sabrosos y Divinos!

La cocina de la Selva y el Amor

ocio bogota

Anoche viví, en Bogotá, uno de los momentos gastronómicos más especiales, fantásticos e inolvidables de mi vida! Sobre la mesa, 2 totumos, uno con Tucupí del monte y otro con Tucupí de la urbe ¿sería posible? Ahora me convenzo que sí. Ambos, profundos, picosos, ácidos y divinos. Es una salsa sacada de la mandioca brava, que ancestralmente han preparado los indígenas del Amazonas. Su sabor es realmente increíble, te aprieta como el tamarindo, te puya como el limón, fluye como el humo de leña y, al final, te pica, te emociona y te seduce con dulzura… como que no puedes parar de comerlo. Es vicio más que tradición… Me sirvieron panceta de cerdo ($24.800), dorada y glaseada con más Tucupí, sobre un majado de yuca en 3 texturas. Empecé por ahí, solo el puré habría sido suficiente plato, la mandioca, la fariña, la farofa, el ajo y la jalea chorreando de la carne! Encima, un corte en cubo del más carnudo, robusto y brillante chicharrón, cocido pacientemente en la acaramelada y penetrante salsa indígena del principio, hasta lograr este tremendo chicharrón… Y, al final, el mejor arroz con leche ($8.900), que he probado jamás: “era receta de mi abuela”. Leche fresca, poco arroz, poca azúcar y mucho fuego: 8 horas de cocción intensa hasta alcanzar una textura arequipuda y un sabor que difícil me será superar en adelante! Bendito “teterito”.

Ocio cocina Autóctona

Para llamar Click Aquí / tel: (031) 704-0317
Transversal 6 no 27-50


Comer en los jardines de las Mil y una Noches

m cocina arabe bogota

Mis ojos brincaban por todos lados ¿qué ves? Un espacio espiritual, armonioso, atractivo… moderna visión de las mil y una noches: la vegetación interior, el tenue brillo de sus faroles marroquíes, las lámparas turcas, los grabados tipo Mehndi, las figuras geométricas, el bar artesonado… todo el restaurante… todo, resultó sutil viaje para mis sentidos… un respiro y el salón se inundó de los más claros y exóticos aromas, llegaba el espíritu del Medio Oriente batiendo sus olorosos 7 velos: canela, menta, yerbabuena, cúrcuma, cardamomo, jengibre y anís… los platos llovían, el banquete del hada Pari Banu se hacía real ante mis ojos: Kibbeh, Hummus, Labneh, Falafel, Tabbulleh y otros fragantes mezzes dispuestos por toda la mesa… El mejor Kibbeh que recuerde hasta hoy… y empezó un sinuoso y continuo Raks Sharki, mis labios convertidos en caderas… giraban, abrazaban, chupaban las mieles de la gloria: el Labneh y su adorable ácido dulzón, las croquetas de garbanzo sequitas y olorosas, el fresco Tabbulleh, su trigo y perejil; los Dolma rellenos de arroz, sus especiadas boronas, el cremoso e intenso hummus, el arroz con almendras y al final, el adorado Kibbeh crudo, cremoso, fresco, apretado… carne, trigo, almendra, aceite y más yerbabuena! Bendita revelación!

M Cocina Árabe

Para llamar Click Aquí / tel: (031) 751-8394
Carrera 7 n 67-39 / edificio Oxo 69

Sigue leyendo

El MEJOR CHICHARRÓN, el Mejor Arroz con Leche y el MEJOR Viche Cimarrón

ocio bogota

El MEJOR CHICHARRÓN, el Mejor Arroz con Leche y el MEJOR Viche Cimarrón!

Anoche viví, en Bogotá, uno de los momentos gastronómicos más especiales, fantásticos e inolvidables de mi vida! Sobre la mesa, 2 totumos, uno con Tucupí del monte y otro con Tucupí de la urbe ¿sería posible? Ahora me convenzo que sí. Ambos, profundos, picosos, ácidos y divinos. Es una salsa sacada de la mandioca brava, que ancestralmente han preparado los indígenas del Amazonas. Su sabor es realmente increíble, te aprieta como el tamarindo, te puya como el limón, fluye como el humo de leña y, al final, te pica, te emociona y te seduce con dulzura… como que no puedes parar de comerlo. Es vicio más que tradición!

Sigue leyendo

¿Los MEJORES rollitos de Canela? Cinnabon Colombia

cinnabon

Jamás le había puesto mayor atención a los rollos de canela, salvo cuando viaja a Estados Unidos y, casi por obligación, tenía que tardearme alguno en el Cinnabon del Mall at Millenia en Orlando, a donde me llevaban mis amigos gringos “que porque eran los mejores del mundo”… deliciosos, pa’ que… con un buen café negro y un vaso de agua helada… pero como les digo, fuera de los viajes no tenía mayor relación con estos suaves y dulces rollitos de pan.

Un día, caminando por el Santa Fe en Medellín, me pegó este aroma gringo a fragante canela y a masa recién horneada, aroma que inundaba los pasillos del centro comercial porque acababan de prender sus hornos. Una locura, hipnosis colectiva: todos caminábamos como zombies hacia allá. Medio mall repetía bajito: “quiero un Cinnabon, quiero un Cinnabon”… desde ese entonces hasta hoy, no hay ida al Santa Fe que no termine con una linea de estos dulzones y olorosos rollitos de canela y frosting de vainilla… para mis hijos, para Aleja o para mí: “qué rentica ole”.

Sigue leyendo